Foto del día

 

Anuncios
| Deja un comentario

Typical Spanish: filetes empanados, surtidos de ibéricos y acequias

Recién llegadito a Suiza, me dio mi jefe un encargo: hay que ir a una reunión en Viena. Y allá que nos fuimos. Una lástima no haber podido disponer de más tiempo, porque la ciudad prometía ser bastante bonita. El caso es que nos fuimos un día a cenar a un bar típico, y ante la imposibilidad de elegir nada del menú porque no me enteraba de nada, dije, pues nada… Wiener Schnitzel, bitte. Y me trajeron un filete empanao. Lo que son las cosas, llevo toda la vida comiendo un plato típico vienés, y yo sin saberlo. O a lo mejor es que lo de vienés es inventado. Los vieneses estarán, seguro, orgullosos de sus Schnitzels, como yo lo puedo estar del salchichón… que resulta que también lo comen aquí en Suiza.

Porque aquí en el Valais, es muy típico el assiette valaisain que consiste en lo que en cualquier boda llamarían un surtido de ibéricos pero con algunas diferencias. Aunque lo básico es exactamente igual: carne curada, chacinas, y queso. Y nosotros tan cegados por lo typical spanish.

Otra cosa más, aquí a las acequias (canalizaciones para regar) las llaman bisse y también piensan que es algo típico, inventado aquí. Nosotros, por la procedencia de la palabra, pensamos que es una cosa mora, y que es propio de nuestra tierra.

Y aquí es adonde quiero llegar. Lo propio y lo típico. Una cosa es que algo ocurra con mucha frecuencia, tanta que pueda llegar a considerarse típico… y otra pensar que por ser típico, es propio. Tenemos que empezar, todos, a dejar de pensar que somos el ombligo del mundo, que la tenemos más grande que los demás, o que lo que yo como es mejor y más bueno que lo que comen los demás. Porque muchas veces, los demás comen lo mismo, pero con otro nombre.

| 3 comentarios

¿Pero tú a qué has ido a Suiza?

Eso es lo que me dijo mi hermana el otro día, porque la verdad es que el plan de viajes está completito. Nada más llegar, me fui 3 días a Viena. Y alguna que otra visita hemos hecho a Ginebra, pero lo bueno parece que va a llegar en 2011. Estos son los posibles destinos (aún por confirmar):

  • Madrid, España
  • Trento, Italia
  • Toronto, Canadá
  • un monasterio perdido de Alemania, en Irsee (Bavaria)
  • Chicago, Estados Unidos

y lo mejor para el final, puede que tenga que ir por trabajo a Sevilla y olé, ciudad del tronío. Así que ¿a qué he venido, a investigar o a viajar?

Publicado en Trabajo | 2 comentarios

Mi resumen de 2010

Cuando en Octubre de 2009 presenté por fin el Proyecto Fin de Carrera, después de un año y medio de trabajo en él (entre otras cosas), no me podía ni imaginar lo que se me venía encima. “¡Ay qué bien!”, me decía, “ahora podré dejar de ser becario y tener un contrato, aunque sea temporal, y cotizar algo”. Y así se lo hice saber a mis superiores. “Ahora que ya no soy estudiante, no puedo ser becario, no es legal. Podríamos buscar la forma de hacer un contrato en prácticas o similar”. Y mis superiores me pidieron un favor, “danos hasta final de año para buscar una solución, creemos que sí hay una forma”. Bueno, eran sólo tres meses, ¿qué podía pasar? Pasó de todo. Seguir leyendo

| 5 comentarios

Perdiendo el control, palos para todos

No puedo ir a casa (de mis padres) por Navidad como el anuncio, así que en Octubre pensé que adelantaría mi viaje un mes, y me iría a España a finales de Noviembre. Como mis hermanas ya tenían previsto viajar a verme, pensé hacer las fechas coincidir para que pudiéramos estar más tiempo juntos. Yo viajaría el 27 de Noviembre, y me volvería con ellas el 4, para que ellas pasaran aquí el puente. Reunión familiar. Pues bien, por culpa de unos cuantos, esta reunión familiar se ha estropeado bastante. Y yo tengo palos para todos.

Para empezar, por todos los gobiernos, incluida la legislatura y media del presidente Zapatero. ¿Por qué? Por dejar que la situación llegue a este punto. Cuando el salario mínimo es de 600 euros, cuando la gente se da un canto en los dientes si cobra 1200 euros brutos, que haya gente que cobre 10 veces o más esa cantidad TRABAJE LO QUE TRABAJE es indignante para el total de la población. Pero como somos un país de conformistas, que sólo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena, pues así nos ha ido. Y no sólo lo digo por los controladores, lo digo por los Fernandos Alonsos, los Íkeres Casillas, las Belenes Estébanes y las Ana Rosas Quintanas. No es de recibo que el coste por hora del trabajo de una persona valga 10, 20 o 30 veces más que el de otra. Cualquiera que sea la importancia de su trabajo. Ni capitalismo ni hostias, que viendo lo que ganan los futbolistas, habría que pagarles muchísimo más a los responsables de la educación física de colegios e institutos; o viendo lo que es el negocio de la publicidad, los creativos o expertos en marketing deberían estar mucho mejor valorados; o viendo lo que se lleva calentito Movistar, Vodafone y otras, los ingenieros de telecomunicación no tendríamos que trabajar durante 3 años encadenando becas, contratos de ‘auxiliar administrativo’ y otras basuras para cobrar 1300 euros al mes (y ese no ha sido mi caso, pero lo conozco bien). El capital dice que el dinero que produce dinero es más valioso que el que produce menos dinero; así que el sueldo de estos que he mencionado debería se sensiblemente superior. Lo que pasa que vivimos en un capitalismo asimétrico.

Pero bueno, no me ando por las ramas y me vuelvo a los palos. Palos para el sindicato de los controladores, que habiendo hecho y amagado con N huelgas en los últimos 10 años, no ha conseguido lo que ahora parece que era su pretensión: que se trabajara menos hora. Señores, un consejo, si lo que usted quiere es que no se trabaje más, no acepte trabajar más en ninguna negociación. Con tanta fuerza que tienen, y tan poca habilidad negociadora para las que ahora, ¡Oh sorpresa! son sus auténticas reivindicaciones.

Palos para los controladores, porque no pueden ustedes convocar una huelga sin convocarla. También es desesperada la situación de muchos trabajadores, y de muchos que no tienen trabajo. Sé que no es consuelo, pero al menos ustedes tienen trabajo fijo y dinero para paliarlo. Piensen en los médicos residentes que tienen guardias de 24 horas seguidas, que también están estresados y tienen vidas en sus manos. Y ahí están, haciendo las huelgas como legalmente hay que hacerlas. Y vayan ustedes eligiendo nuevos representantes sindicales, que les han estado callando la boca con dinero cuando ustedes lo que querían era trabajar en condiciones aceptables. Sus reivindicaciones son legítimas y yo las apoyo, pero piensen ustedes en el resto de trabajadores y no solo en su ombligo, piensen en la situación que están viviendo y verán que aunque trabajen mucho, tienen ustedes trabajo, así que por favor, hagan las huelgas bien. Y no paros salvajes, porque les recuerdo que tenemos 5 territorios aislados: las islas canarias, las baleares, ceuta, melilla y la península, y que sin aviones se resiente muchísimo la comunicación entre estos españoles; y también que no todos íbamos de puente: hay gente que tenía(mos) que trabajar o transplantes que hacer.

Y más palos para todos los demagogos, como los que hablan de lo que cobran los controladores sin hablar de sus condiciones laborales y cómo han sido modificadas al vuelo en 4 ocasiones en muy poco tiempo. Como el Ministro de Fomento, por ejemplo. O como los controladores que dicen que nos íbamos de puente, pues no, había gente que volvía al o del exilio del extranjero porque no tenemos trabajo en España.

Y para los que dicen que todo es una estrategia para luego privatizar los aeropuertos, AENA o el control aéreo, solo espero que se decidan en sus decisiones sobre el presidente o es un imbécil redomado cortoplacista, o es más listo y calculador que el hambre. Que sea las dos cosas para poder darle caña, es que no tiene sentido. Y si les preocupa tanto lo de privatizar los aeropuertos, que empiecen a preocuparse sobre cuando privatizan la sanidad, la educacion y otras cosas que son también muy importantes.

Lo que está claro es que muchos van a su bola, y les importa una mierda lo que le pase a los demás: sean controladores, contertulios, periodistas o políticos. Palos para todos.

Publicado en Me voy | 2 comentarios

Cocinero cocinero

Bueno, esto de venirse de Rodríguez los primeros meses a Suiza tiene sus ventajas. Que finalmente tengo espacio en la cocina, porque en el año que llevaba viviendo en pareja, en la cocina yo entraba poco. Por pereza, y por vergüenza. Cuando tu novio cocina de maravilla, es resuelto y capaz de apañar una comida para 6 en un rato, tienes muy difícil llegar a ese nivel. Y claro, como no eres tan hábil, no lo haces, y como no lo haces, no mejoras. La pescadilla, que se muerde la bata de cola.

Pero como estoy solo, todo son facilidades: no tengo que entrar a la cocina, porque es parte del salón, no hay nadie que sea testigo de mi torpeza, y además, los fines de semana y puentes son larguísimos y la cocina relaja y ocupa el tiempo muy bien. Casi mejor que una siesta, porque te proporciona placer doble: por un lado, te sientes bien contigo mismo y por otro, comes comida casera algo más elaborada.

Yo siempre procuro cocinar para que me sobre, y así tener para llevarme al trabajo, para cenar al llegar a casa o lo que se tercie. Por ejemplo, este fin de semana he cocinado un montón de cosas ricas:

  • Me inventé una crema de castañas, calabacín y zanahoria. Para cenar el viernes, y para almorzar el sábado.
  • Arroz con leche. En el primer intento se me pegó la leche al fondo, así que tuve que cambiar de cacerola y colar lo quemado. De sabor me quedó estupenda, pero el arroz un poco duro, por el miedo a que se me volviera a quemar, no puse el fuego demasiado fuerte. He tenido para comerlo todo el puente, de postre.
  • Caldo de pollo y verduras. Para almorzar el caldo con el pollo un día, y las verduras y el resto de caldo, a la batidora y luego, al colador: cremita fina para cenar hoy.
  • Moussaka, un clásico griego en honor a mi compañero. Verás la cara que pone mañana cuando me lleve al trabajo lo que sobró de la cena de ayer.
  • Ensaladilla. Para mañana y pasao, qué alegría 🙂

Me ha faltado hacer otro bizcocho, pero viendo la hora que es, todavía no lo descarto 🙂

| Deja un comentario

Aramís

Ay Aramís! Me pone en el siete. Está absolutamente loca perdida. Hay días que estoy deseando volver a casa para perderla de vista y de oído. Aquí, algunas de sus características.

¿Por qué la llamo Aramís? Pues porque a los dos días de conocerme, me quiso hacer una carta astral. Da igual que yo le dijera, con mis buenas maneras, que no me interesaba mucho, que no creía en eso. Ella cogió su ordenador y se puso a ver qué decían los astros sobre mí.

Ella está siempre dispuesta a creer lo increíble, y a descreer lo que todo el mundo cree. Ella es así. Y tiene pasión por la pseudociencia, el oscurantismo, las teorías conspiranoicas y cosas del estilo. Una joyita para dedicarse a la investicación científica.

Las pseudociencias y el oscurantismo
Un día me estuvo dando la comida sobre las bondades de la acupuntura, la quiropraxia y lo mal que nos iba en occidente por no tener los chakras limpios.  Como era de las primeras comidas que hacíamos juntos, por prudencia opté por no contestar frontalmente a sus afirmaciones… pero vamos ya paso. Cuando aquél día me dijo que los que decían que la acupuntura tiene un importante efecto placebo no lo pueden demostrar, opté por decirle que hombre, que si se hacen un conjunto amplio de experimentos de forma rigurosa, se puede inferir si una cierta técnica funciona o simplemente es un efecto placebo. Hoy optaría por decirle que yo creo que sí se puede demostrar y punto. Total, si ella lo va a llevar a extremos cercanos a la fe, es la mejor forma de que se calle y me deje seguir trabajando o comiendo.

Las Comidas
Aramís, que es muy peculiar, lo mismo te dice que la comida Biológica es lo mejor, lo más sano y natural, que te pregunta donde puede comprar el paté de foie gras y bacon que tanto le gustaba en el Reino Unido. O que sólo come cerdo y pollo, porque el pavo es algo radicalmente distinto al pollo. Ah, y sopas, muchas sopas… de repollo sobre todo.

Por otra parte están sus problemas con los horarios: se opone a adaptarse al horario de aquí, que yo entiendo que es difícil, pero en unas semanas puedes lograrlo. Ella pasa, y decide almorzar sola a las 10 de la mañana un sandwich de pimiento verde crudo, carne frita y untada de mantequilla, y quedarse trabajando cuando los demás vamos a comer a la hora normal (alrededor de las 12 aquí).

Eso sí, los cafés no se salta ni uno. Un café (o dos) a las 10, antes de almorzar… porque es la hora a la que los demás tomamos café (aunque si no, ella se lo inventa y lo toma igualmente). Otro café (o dos) después de que los demás comamos, en torno a las 12.30 o 13. Y por la tarde, a las 16 o así, otro cafelito. Y luego se queja de que el corazón le late demasiado deprisa, y te entran ganas de decirle: “chiquilla, con 5 cafés al día es normal; pero es que además te mueves muy poco, que te coges el ascensor para subir a la primera planta”

Las teorías
Iba a llamar a este punto teorías conspiranoicas, pero hoy he descubierto que ella tiene teorías de todo tipo. Es una perfecta inventora de falacias, del tipo: “el 11-S fue un trabajo interno, porque las torres se cayeron de una forma demasiado perfecta como para que no fuera una demolición. Si sabes algo de física, sabrás que es verdad lo que digo”. Y se queda tan ancha, y da igual que le hables de la concreta estructura de las torres gemelas y no podría demolerse como un edificio corriente de estructura de hormigón. Le da igual que le expliques lo que sea, ella ha visto un video en YouTube y sabe la verdad. Pero es que hoy me ha contado algo que me ha dejado perplejo. Primero aporta un dato que seguramente ni será verdad ni nada: “¿sabes que el ojo humano es 50 veces más evolucionado que el de cualquier otro ser vivo?”. Por terminar pronto, le digo “creo que ya me dijiste eso”. Ella, que no deja un tema una vez que lo coge, me dice: “seguro que no he sido yo, porque me acabo de acordar” (como si no se hubiese podido acordar antes, por ejemplo, el día aquel de la acupuntura). Y sigue: “el caso es que esto demuestra probabilísticamente que la teoría de la evolución no es correcta, porque claro no es lógico que una especie evolucione 50 veces más que otra”. Y ya te entran ganas de montar en cólera, de chillarle: “¿y qué es lógico?, ¿que la posición de un conjunto de estrellas que a unos tíos le pareció que tenían una disposición espacial vista desde la tierra parecida a un cangrejo determine mi carácter para toda la vida? ¿o que si me pinchan con una aguja en el glúteo izquierdo me curo del resfriado? ¡Anda y vete a cagar!”. En serio, me entran ganas de chillarle todo eso, en español, y ver cómo se queda con la cara de otra.

Pero no os confundáis, a pesar de todo esto, es muy divertido tenerla al lado. Me da material para escribir.

Publicado en la gente | 1 Comentario